Tigres, el menos goleado y el más disciplinado

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, NL / 4 de abril.- Primer lugar del Grupo 1 durante todo el Torneo de Clausura 2011 y segundo lugar en la Tabla General del futbol mexicano, con 23 puntos, Tigres también se mantiene hoy como la mejor zaga nacional y además como el equipo más disciplinado, al ser el único sin tarjetas rojas.

En 12 jornadas y faltando sólo cinco partidos para concluir el torneo, el plantel dirigido por Ricardo Ferretti sólo ha recibido cinco goles, lo que refleja la solidez de su equipo defensor. En la tabla del futbol mexicano, le siguen las Chivas del Guadalajara con nueve anotaciones en contra y el Necaxa, con 10.

En el archivo histórico, la mejor marca en la defensa de un torneo corto hasta el momento es la de Pumas de la UNAM en el torneo Bicentenario 2010, con 10 goles en 17 partidos.

En cuanto al récord de Tigres, ya en dos ocasiones se han colocado como la mejor defensa, ambas en el año 2001 y también bajo el mando de “Tuca” Ferretti: en el Torneo Invierno, el equipo recibió 12 goles en 18 fechas y logró el subcampeonato; en el Torneo de Verano, también se coronó como la mejor defensa con 13 anotaciones en 17 juegos.

Además de mantenerse como el equipo menos vulnerado en este Torneo de Clausura 2011, Tigres es el único equipo de los 18 de Primera División que no ha recibido tarjetas rojas y en los 12 juegos ha recibido 23 amarillas, siendo también el menos amonestado (el rango llega hasta 39 tarjetas amarillas que han recibido otros tres equipos).

Estos hechos van de la mano con la esencia del Club Tigres de defender un futbol limpio y aguerrido, que brinde esparcimiento a las familias mexicanas y promueva este deporte como parte esencial en la formación de los jóvenes.

Para Tigres, el futbol refuerza valores como la disciplina, el respeto a las reglas y el trabajo en equipo; favorece la integración familiar, promueve un estilo de vida saludable, aleja a niños y jóvenes de la posibilidad de incurrir en conductas indeseables y los motiva para perseguir sus sueños.

El respeto a las reglas es vital en el futbol y un equipo limpio se define por no recibir amonestaciones. Las tarjetas rojas, como la máxima sanción para un jugador, son aplicadas por conductas antideportivas. Los juegos bruscos graves y falta de respeto a los árbitros son las causas más comunes de esta sanción que implica la expulsión del futbolista en el partido y su suspensión por uno o más juegos.