Tigres es un club muy exigente.- Lucas Zelarayán

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA | Miércoles 5 de octubre de 2016.- Tigres es un equipo muy exigente, que no te permite caer en conformismo ni un solo instante, aseguró Lucas Zelarayán, volante argentino, quien remarcó que por ello cada entrenamiento deben entregarse al 100 por ciento para ganarse un puesto en el once titular.

“La verdad que yo me siento bien, cada vez mejor, cuando uno va tomando minutos y confianza se puede soltar, creo que ya me amoldé al juego del equipo, a la idea de juego que tiene y no sé qué falta o qué no falta (en lo personal), me parece que acá en Tigres no hay jugadores indiscutibles, salvo decisiones de siempre del técnico, pero creo que es un club muy exigente, un plantel que te exige demostrar todos los días y no conformarse y decir ‘yo soy titular indiscutible’, esto es día a día y yo trato de mejorar partido a partido, entrenamiento a entrenamiento y de a poco ir ganándome la confianza del entrenador, de mis compañeros y de la afición”, señaló el ‘Chino’.

Se solidarizan con Nahuel Guzmán.

“Nosotros siempre bancamos a nuestros compañeros y creo que Nahuel ha sido fundamental en todos estos últimos años de Tigres, más que nada en el campeonato que se le dio y siempre es un desahogo tenerlo, más que nada para los defensores, y obviamente un error lo puede tener cualquiera, lo tenemos todos los jugadores del campo, sólo que obviamente quedan más expuestos tanto él como los defensores, pero no pasa nada, sabemos lo que es Nahuel, es muy importante para nosotros y más allá de lo que se diga y de quién sea, nosotros no les damos importancia”.

Trabaja con el sueño de llegar a la Selección de Argentina.

“La verdad que es algo lindo que haya gente que me pida (estar en la albiceleste), pero obviamente yo siempre trabajo para estar en ese plantel, soy un jugador más chico que tiene muchas cosas por aprender, pero siempre es lindo que miren para el equipo de Tigres.

“Creo que Tigres viene haciendo las cosas bien como para tener jugadores de selección y creo que hoy en día tiene varios, y ojalá que el día de mañana me pueda sumar a ellos, obviamente uno siempre trabaja y es el sueño más anhelado que puede tener cualquier jugador, así que a seguir trabajando para ello”.

Lo más difícil fue asimilar el estilo de juego de Tigres.

“Por ahí vengo de un club (Belgrano) donde quizá teníamos otra idea de juego, por ahí siempre me tocaba mirar más la cancha desde otro lado, el jugar  más de espalda, y aquí con Tigres es un equipo que siempre sale a ganar, que tiene mucha posesión, que los equipos se le encierran a atrás y hay que decidir más rápido, y yo de donde venía era todo lo contrario y eso se me complicó mucho, y uno por ahí por querer hacer algo productivo uno termina perdiendo la pelota y eso por suerte lo he mejorado mucho, y eso es lo que más me costó y hoy en día ya me adapté a la idea del plantel y del cuerpo técnico”.