Tigres hizo vibrar el Universitario con un 4-1 al América

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA | Sábado 27 de febrero de 2016.- Una noche mágica se vivió en el Universitario, Tigres logró una victoria de 4-1 fundamental ante las Águilas del América, en un encuentro sumamente trabajado pero que no sólo sirvió para apuntalar a los felinos en la cima de la clasificación general, sino para darle a Ricardo Ferretti su victoria 400 en el futbol  mexicano.

Parecía que las cosas serían muy complicadas para los felinos que sufrieron de más a lo largo del partido, incluso se fueron abajo en el marcador, sin embargo los ajustes en el once inicial y el empuje de la afición los hizo darle vuelta al marcador, apoyados en dos expulsiones de los americanistas.

Muy pronto llegó el primer disparo de Tigres al minuto 1 por conducto de Rafael Sobis, quien se animó en una descolgada a tirar de fuera del área pero su envío llegó con poca fuerza a las manos de Moisés Muñoz.

Tres minutos más tarde llegó una buena jugada entre Jürgen Damm, Sobis y Jesús Dueñas que terminó en un disparo reventado en la defensa americanista pero que marcaba el camino que tomaría el partido, con unos felinos volcados al frente y un América esperando y recurriendo a las faltas tácticas desde el arranque.

La primera llegada de las Águilas vino al minuto 7 por conducto de Andrés Andrade, en una jugada que tuvo un sombrerito incluido, pero que cuando quedaba solo frente a Nahuel Guzmán llego a cerrar con exactitud José Rivas para mandar a tiro de esquina.

Después de un intercambio de balones en mediocampo en donde Tigres intentaba llegar con mayor proyección al frente vino una jugada de peligro de las Águilas en un remate de cabeza de Jesús Moreno que exigió a Nahuel de más para mandar el esférico a tiro de esquina.

Para el 19’ vino un rompimiento en zona defensiva de los felinos que llevó a André-Pierre Gignac a darle un balón con espacio y profundidad a Damm, quien condujo frente al arco y cuando intentó sacar disparo la defensa de los capitalinos se interpuso para taparlo.

El equipo de Ricardo Ferretti seguía intentando tener el control del balón, tocaba de lado a lado buscando la oportunidad de mandar al frente algún balón, pero América se plantaba bien en zona defensiva y desarmaba en el último tercio a los felinos.

América mostraba poco entusiasmo por lanzarse al frente, en cuanto recuperaba el balón trataba de hacer tiempo en cada jugada que podía y cuando se decidía a salir con balón dominado lo perdía de inmediato, con algunos desdobles esporádicos pero sin peligro.

Hasta el minuto 31 fue Javier Aquino el que se animó a hacer algo distinto al frente, limpiando la zona y dejando rivales atrás para sacar disparo desde fuera del área y obligar a Muñoz a lanzarse hacia su izquierda para mandar el balón a tiro de esquina.

Gignac rompió un poco la monotonía en la que estaba cayendo el juego, con un Tigres intentando con  dominio del balón pero sin encontrar al último hombre. Fue al 40’ cuando el atacante francés sacó disparo estando de espaldas al marco para levantar a la afición de la tribuna.

Así terminó el primer tiempo, con un equipo que quiso proponer y buscar que la portería visitante fuera perforada, otro que llegó al Universitario con la idea de no perder, haciendo tiempo de más y esperando con sus once hombres en terreno americanista.

El segundo tiempo arrancó con los mismo 22 hombres en el campo de juego, pero desde los primeros segundos Tigres se fue al frente con una buena jugada que terminó con un disparo de Dueñas que se fue por arriba del travesaño.

Después de mucho forcejeo en el mediocampo, vino un balón en profundidad que le mandaron a Gignac, quien con el cuerpo se quitó la marca y enfiló a la portería, pero a la hora de definir la tocó mal para mandarlo sin fuerza y muy desviado.

Al minuto 61 Ferretti se decidió por hacer un ajuste y mandó a Lucas Zelarayán y Damián Álvarez por Jürgen Damm y Javier Aquino, colocándolos en las mismas posiciones por derecha e izquierda.

Cuando el partido se ponía más tenso vino el gol de las Águilas en un contragolpe a velocidad al 68’ que dejó mal parada a la defensa, y apareció Jesús Moreno solo al borde del semicírculo del área para definir de derecha y colocar el 0-1.

Pero la respuesta no tardó en llegar, al 71’ Damián aprovechó un error de la zaga americanista, que le dejó el balón en el pecho al argentino, quien se metió al área para cruzar al portero Muñoz y decretar el empate 1-1.

La locura se apoderó de San Nicolás de los Garza, y para el 73’ vino un penalti a favor de los felinos en una falta de Pablo Aguilar que mereció tarjeta amarilla y expulsión por acumulación de cartones preventivos para el zaguero americanista. Juninho cobró al 74’ a la derecha de Moisés para decretar el 2-1 que mandaba arriba a los de ‘Tuca’.

Desde la banca vino un cambio arriesgado de los felinos, Ferretti decidió sacar del campo a Israel Jiménez para meter a Fernando Fernández a jugar como segundo delantero, mandando a Sobis a volantear.

Ya con Tigres volcado al frente llegó el tercero por conducto de Gignac, en un balón que aprovecho a la perfección para mandarlo anidar al fondo de la red y dejar al portero americanista sin opción, ya era el 3-1.

Sobis se animó con el ambiente tan animoso que emanaba de la tribuna y disparó de lejos para mandar el balón al ángulo superior izquierdo y colocar el 4-1… Todo el estadio coreó el gol y festejó con el brasileño.

En un encuentro sumamente trabajado por los felinos, los visitantes se fueron con las manos vacías y con un 4-1 en contra con sabor a gloria para Tigres, en especial de cara al juego de Vuelta de la Concacaf Liga de Campeóones del miércoles y el Clásico Regiomontano 106 en la jornada 9.

Al final del partido, los jugadores celebraron con el Tuca, su victoria número 400 entregándole un reconocimiento, vistiendo playeras alusivas, cargándolo en hombros y aventándolo al aire en clara muestra del aprecio y agradecimiento que le tienen a su  director técnico.

ALINEACIONES

Tigres: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez (Fernando Fernández al 75’), Juninho, José Rivas y Jorge Torres Nilo; Guido Pizarro, Jesús Dueñas, Jürgen Damm (Lucas Zelarayán al 61’) y Javier Aquino (Damián Álvarez al 61’); Rafael Sobis y André-Pierre Gignac

América: Moisés Muñoz; Paul Aguilar, Paolo Goltz, Pablo Aguilar y Osmar Mares; Nelson Sambueza (Francisco Rivera al 86’), William da Silva, José Guerrero, Osvaldo Martínez (Brian Lozano al 60’) y Andrés Andrade; Jesús Moreo

Árbitro: Jorge Isaac Rojas Castillo, quien expulsó a Pablo Aguilas al 72’ por doble tarjeta amarilla y al 89’ a William da Silva también por doble amarilla.