Trabajan en la adaptación al pasto sintético

MONTERREY, 14 de Agosto.- Los Tigres sostuvieron un entrenamiento especial en la cacha sintética del Polideportivo de la UANL, buscando restarle la ventaja que pudieran tener los Xolos de Tijuana por contar con ese material en su estadio.
El plantel que dirige Ricardo Ferretti se dio cita en el complejo deportivo de la Universidad ubicado en Escobedo, para usar la única cancha con pasto artificial que existe en las cercanías del Estadio Universitario.
Ahí, el estratega colocó a dos equipos, con 12 jugadores cada uno, para sostener un pequeño interescuadras sin la formación de titulares y suplentes, con la idea de adaptarse al bote del balón en esa superficie sintética.

Durante casi 25 minutos se enfrentaron con el objetivo de tocar rápido el balón, de sentir la velocidad del esférico en el terreno de juego y el calor que puede generar el caucho a una temperatura superior a los 35 grados centígrados.
Previamente el equipo trabajó en lo físico bajo el mando de Guillermo Orta, quien intercaló el trabajo con balón, lo técnico, cabeceo y recepción, y centros al área.
Para esta práctica, el Tuca llamó a seis elementos de la categoría Sub 20, entre los que estaban Jorge Espericueta, Josué Aguilar y Víctor Garza, para complementar el trabajo ante las ausencias de los cuatro seleccionados en la Mayor y Carlos Salcido que reportaría con el equipo hasta mañana.