Triunfo impecable: ¡3-1!

QUERÉTARO, 24 de Abril.- Los Tigres de la UANL tuvieron la contundencia necesaria para frenar a un rival que venía embalado, al vencer esta noche 3-1 a los Gallos Blancos del Querétaro en su propio patio.

Dos goles de Damián Álvarez, uno de ellos de primer nivel, y otro de Joffre Guerrón, todos en el primer tiempo, le dieron a los del Tuca los puntos 23, 24 y 25 en el Clausura 2015.

Un partido complicado es el que se esperaba desde la semana en los entrenamientos de La Cueva, en Zuazua, y en el arranque no fue lo contrario, al enfrentar nuestro equipo a un Querétaro que venía con cinco triunfos al hilo.

Para este partido el Tuca echó mano de Edgar Solís, ante la lesión muscular de Jorge Torres Nilo, no desentonando por la banda izquierda.

Muy rápido Tigres comenzó a ser peligroso. A los tres minutos Rafael Sobis cobraba falta con tiro potente que el arquero Volpi alcanzaba a mandar a córner, apenas con estirada a su izquierda.

Luego, a los 9’, Damián Álvarez tomó un balón y nos recordó todo el fútbol que tiene en su botín derecho, al sacar tiro lejano que encontró el ángulo superior izquierdo para hacer un golazo. Era el 1-0 que Tigres comenzaba a manejar.

Los Gallos, fiel a su estilo desde que Vuce llegó, trató de ser más ofensivo, sobre todo por las bandas, pero los dirigidos por el Tuca se mostraban sólidos y hasta con suerte al momento de defender.

A los 16’ Mario Osuna sacaba un tiro que llevaba gol, pero Nahuel Guzmán, a una mano, lograba rechazar el peligro, esfumándose lo que pudo ser el empate parcial.

Tigres, si bien por momentos dejaba de tener la pelota, no cedpia terreno al frente, y a los 18’ Jesús Dueñas recibía de Sobis en el área, pero antes la zaga rompía el peligro que ya amenazaba a Volpi.

Los siguientes minutos serían para los Gallos, que buscaban una y otra vez, pero la línea de cinco que el Tuca completaba con Guido Pizarro se imponía, hasta que a los 35’ aparecía Guerrón en el área para rematar de cabeza a pase de Sobis y hacer el 2-0.

La Corregidora enmudecía por unos segundos, mientras que los Incomparables, unos 400, se dejaban escuchar al grito de “La U”.

Más tarde, a los 41 minutos, Israel Jiménez rompía un balón en su propia zona, cayéndole a Guerrón, quien escapaba sin marca, pisaba el área y sacaba tiro que el arquero rechazaba, pero ahí estaba Damián para empujar. Era el 3-0 que nuestro equipo gritaba en patio ajeno.

Para la parte complementaria el rival, ya sin mucho que perder y todo que ganar, hizo dos cambios, pensando en darle mayor potencia a su desdoble y en la recuperación.

Nuestro equipo trataba de tener la pelota, darle rotación y jugar más con el reloj y el marcador que tenía a su favor, pero sin renunciar a ir al frente, como a los 51’ con tiro de Jiménez que se iba por fuera del poste derecho.

Pero los Gallos no estaban muertos, y a los 54 minutos Kevin Gutiérrez, quien había entrado de cambio, cerraba de cabeza para cruzar y acortar distancias. Era el 3-1 que encendía el empuje del rival.

Un minuto más tarde Nahuel salvaba en la raya del segundo, ahogando el grito en el graderío de La Corregidora.

Fue entonces que el Tuca comenzó a mover sus piezas, sacando a los 57’ a Arévalo para meter en su lugar a Antonio Briseño, y así adelantar a Pizarro a la contención.

Querétaro no cedía terreno y a los 63’ Nahuel escupía un balón y en el contraremate volvía a salvar a Tigres. Los Gallos estaban encima de una manera peligrosa.

A los 66 minutos Sobis recibía por el centro, sin marca, pero su tiro se fue a las manos del arquero queretano, esfumándose el cuarto.

Damián Álvarez dio más del cien por ciento y tuvo que dejar la cancha, a los 73’, tomando su lugar Edgar Lugo, aquel quien abriera el marcador en el Clásico 104.

Luego entró Enrique Esqueda, el héroe de River Plate, por Guerrón, para darle un poco de frescura al ataque de Tigres, que ya había perdido terreno.

A los 88 minutos Lugo iba a hacer un golazo, cuando se abrió el espacio y sacó tiro que pegó en el poste derecho, esfumándose el cuarto.

Para el final los cuatro minutos de reposición fueron sólo para que nuestro equipo se asentara mejor en la cancha, específicamente en zona defensiva, aguantando y manteniendo el triunfo.

ALINEACIONES

QUERÉTARO: Tiago Volpi; George Corral, Miguel Martínez, Dionicio Escalante (Kevin Gutiérrez 46’), Yasser Corona, Patricio Rubio (Ángel Sepúlveda 46’), Sinha (Edgar Pacheco 77’), William Da Silva, Mario Osuna, Emanuel Villa y Orbelin Pineda.

TIGRES: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez, Hugo Ayala, José Rivas, Edgar Solís, Jesús Dueñas, Guido Pizarro, Damián Álvarez (Edgar Lugo 73’), Egidio Arévalo (Antonio Briseño 57’), Rafael Sobis y Joffre Guerrón (Enrique Esqueda 77’).