Vienen de atrás: 2-2

MÉXICO, D.F., 14 de Septiembre.- Los Tigres de la UANL vinieron de atrás para sacar un empate a dos goles ante los Pumas de la UNAM, y seguir invictos como visitantes en el Apertura 2014.

El partido tuvo un arranque parejo, con dos equipos con la idea de buscar ir al frente, siendo la UNAM los de mayor intención con balones largos intentando ganar las espaldas de la zaga de nuestro equipo.

Ante la baja por lesión de Torres Nilo, el Tuca mandó a José Rivas a hacerla de lateral, posición que no le incomodaba al canterano.

A los dos minutos Marco tuvo un balón que nunca se le acomodó, y a los 6’ Joffre Guerrón pisó el área, pero su remate se fue desviado del arco local, que por momentos no encontraba la salida.

Pero poco a poco el rival crecía en la posesión de la pelota, lo que comenzó a hacerle estragos a la intensidad ofensiva que estaba teniendo Tigres.

El lado derecho, donde Guerrón y Jesús Dueñas no lograban entenderse del todo bien, comenzó a hacer el camino que Pumas encontraría para comenzar a pisar el área de Nahuel Guzmán.

Incluso a los 12’ y 13’ el arquero argentino tuvo que emplearse a fondo para esfumar la intentona de Dante López en ambas ocasiones. Tigres comenzaba a batallar para llegar al arco contrario.

Aún así Damián fue una opción a los 17 y 18 minutos, con desbordes por izquierda que llevaban etiqueta de peligro sobre el arco de Palacios. A los 24’ era Dueñas quien intentaba con disparo por encima del arco.

Luego, a los 32’, otra vez Dueñas se animaba a sacar tiro, esta vez desviado por Palacios, y en el contraremate buscaba Guerrón, pero sin mucho éxito.

Sin embargo, dos minutos después el conjunto local abría el marcador, cuando Eduardo Herrera entraba por derecha para mandar centro que Dante López conectaba de cabeza para hacer el 1-0.

Más tarde, a los 42’, Tigres se desconcentraba en zona defensiva, para que cayera el segundo, esta vez de los botines de Daniel Ludueña.

Para la parte complementaria nuestro equipo salió con mejor determinación, sobre todo para tener la posesión de la pelota, por lo que a los 49’ Dueñas se paró en el área, pero su tiro fue tapado por la zaga.

Tigres tocaba la puerta con jugadas de tiro de esquina, o bien escapadas de Damián por la izquierda, pero su poder ofensivo seguía sin gravitar como el Tuca esperaba desde su banca.

A los 69 minutos Tigres volvía a tocar la puerta con centro de Pizarro por derecha y cabezazo de Villa a las manos de Palacios. Parecía que nuestro equipo lograría despertar su propio orgullo.

Y a los 72 minutos despertó, con un golazo de Jesús Dueñas, a tiro de media distancia a la derecha del arquero para hacer el 2-1. El empate tocaba la puerta a los 75’, con centro de Dueñas que el arquero cortaba ante la llegada de Villa.

Tigres no bajaba los brazos, y a los 80’ Guerrón se internaba por la derecha, pero su tiro era interceptado por Palacios. Un minuto después el ecuatoriano mandaba centro a Villa, pero de nuevo Palacios intervenía.

Lugo, quien había entrado por Damián, tuvo el empate a los 84 minutos, cuando en el área sacaba tiro que Palacios reventaba a una mano.

Y el despertar completo llegó a los 86’, cuando en tiro penal, Juninho sacó un tiro a la derecha de Palacios para empatar un partido que parecía perdido. Era el 2-2.

Al final se tuvo la opción del triunfo, pues Tigres llegó a tener en un puño al rival, pero no alcanzó el tiempo para el tercero, sumando así un punto y seguir invictos como visitante

ALINAECIONES

UNAM: Miguel Palacios; José Carlos Van Ranking, Marco Palacios, Darío Verón, Luis Fuentes, Leandro Augusto (Martín Romagnolli 59’), David Cabrera, Dante López (Diego Lagos 85’), Daniel Ludueña (Matías Britos 68’), Eduardo Herrera y Víctor Sosa.

TIGRES: Nahuel Guzmán; Jesús Dueñas (Iván Estrada 89’), Juninho, Hugo Ayala, José Rivas, Guido Pizarro, Egidio Arévalo, Damián Álvarez (Edgar Lugo 74’), Marco Ruben (Francisco Torres 56’), Joffre Guerrón y Emanuel Villa.