Viven buen ambiente

GUADALAJARA, 25 de Octubre.- Buen ambiente es el que vivieron los Tigres de la UANL en el día previo a enfrentar al Guadalajara, desde el entrenamiento, el viaje y el inicio de su concentración.
Durante la práctica, realizada esta mañana en  La Cueva, de Zuazua, el equipo hizo trabajo en lo técnico-táctico, para cerrar con la tradicional cascarita previo a un juego oficial.
Ahí, el esfuerzo y la pasión por ganar se vieron en la cancha Cuatro de Zuazua, con dos equipos peleando el balón como si el rival fueran las mismas Chivas.
Por un lado el equipo de Lucas Lobos, quien deleitó con algunos lances debajo de los tres palos blancos, y por el otro el cuadro de Héctor Mancilla, quien se mostró impecable en el mano a mano como portero.
Al final el equipo del chileno fue el vencedor y el júbilo estalló entre los casacas rojas, haciendo reír a cuanto presente estaba en los alrededores de la cancha.
Luego, en el avión, las bromas no se hicieron esperar, y ya en el hotel de concentración las risas estallaron al darse cuenta que la mayoría del plantel tuvo que bajar de nuevo al Lobby para reactivar sus tarjetas de la habitación.
Tigres sostendrá su último entrenamiento previo al encuentro ante el Guadalajara la mañana de este miércoles, en una cancha ubicada a 50 metros del hotel de concentración.