Y sí, fue un día Tigre incomparable

MONTERREY, 24 de abril.- Doce mil aficionados vivieron al máximo el día Tigre Incomparable, ése en el que desde los más pequeños hasta los más grandes vibraron, jugaron, se divirtieron y vieron de cerca a los jugadores.
Bosque Mágico fue el lugar en el que la pasión se pinto de amarillo de azul, y desde las 14:00 horas se vivió toda una fiesta felina que culminó con el desfile de los campeones del futbol mexicano.
En el parque la afición pudo encontrar, además de las atracciones propias del lugar, la oportunidad de tomarse la foto con la Copa de Campeón y con la Mascota, el Tigre de Peluche. También visitaron la Tigretienda y presenciaron un perfomance felino.
Incluso, el presidente del equipo, el ingeniero Alejandro Rodríguez, por un momento robó la atención én el interior del parque, donde repartió autógrafos como nunca antes lo había hecho.
La tarde avanzaba y de pronto apareció la batucada, entonando el himno de los Tigres, y anunciando que la hora de ver a los jugadores estaba por llegar.
Y así fue, cerca de las 17:40 horas el plantel de jugadores completo apareció en el área VIP, donde esperaron por espacio de 15 minutos antes de salir ante su afición y ser vitoreados por miles.
El desfile era para la afición, pero ésta se volcó en ovaciones hacia sus ídolos, ésos que hace poco más de cuatro meses les regalaron el campeonato del futbol mexicano.
El recorrido, que duró 25 minutos, sirvió para confirmar una vez más el cariño que le tiene una afición a su equipo, y la enorme admiración que un plantel le tiene a su afición.