Ah, qué felicidad tocar la cancha de nuevo

SAN NICOLÁ DE LOS GARZA, 15 de Junio.- Los jugadores de Tigres mostraron una alegría más allá de lo normal por volver a La Cueva, de Zuazua, al arrancar hoy los entrenamientos en cancha, algo que no hacían desde hace 98 días.

El plantel fue citado esta mañana, a las 9:00 horas, en las instalaciones de La Cueva, y manteniendo el protocolo de sanidad que marcó la Liga MX para el regreso a entrenamientos, se vieron las caras por primera vez en casi 100 días.

“Nunca había extrañado tanto venir a Zuazua”, dijo Hugo Ayala al terminar la primera práctica en cancha de cara al Apertura 2020.

El jugador de Tigres llegó a las instalaciones de Zuazua, y sin bajarse de su coche, recibió de parte de los utileros la ropa de entrenamiento y los zapatos necesarios. Se vistieron en el interior de su vehículo y de ahí fueron directo a la cancha.

Se usaron cuatro de las cinco canchas, ubicando a seis jugadores en cada una para seguir un entrenamiento que fue más en lo físico, aunque se pudo tocar un poco el balón con ejercicios de conducción del esférico.

Los vestidores, así como gimnasio y regaderas, no fueron usadas por nadie del plantel, pues al terminar el entrenamiento se iban directo a su carro, para de ahí regresar a casa para su descanso.

En la práctica estuvo presente el técnico Ricardo Ferretti, quien se quedó en la cancha cuatro, trabajando con Nahuel Guzmán, Enner Valencia, André-Pierre Gignac, Guido Pizarro, Hugo Ayala y Diego Reyes.

Luego de poco más de una hora de entrenamiento, el plantel recibió la señal del final, y guardando su distancia, hubo algunos que se quedaron por unos minutos para charlar entre ellos.

Tigres estará entrenando de igual forma durante esta semana, en La Cueva de Zuazua, con la idea de que se reincorpore Francisco Meza, quien recibió ya resultado negativo en la prueba del Covid-19.