Cierran preparación entre risas, cascarita y futbol reñido

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 21 de Noviembre.- Con una cascarita bastante amena, y muy reñida, los Tigres de la UANL cerraron su preparación para enfrentar a Toluca, dentro de la Reclasificación rumbo a la Liguilla del Guard1anes 2020.

El equipo se dio cita en la cancha del Estadio Universitario para entrenar a las 10:30 horas, y como ya es costumbre un día antes del partido oficial, hoy fue una práctica más recreativa, pero sin dejar sus tintes de competencia.

Para un calentamiento óptimo no hay nada mejor que jugar al tenis-balón en la periferia de la cancha, donde la pelea dio para definir un “descenso” y un título en la categoría.

Ya con el técnico Ricardo Ferretti en la cancha vino la cascarita, siendo los porteros André-Pierre Gignac por un lado y Guido Pizarro por el otro. Javier Aquino, ya descartado para el partido, se mantuvo en trabajo físico con Guillermo Orta.

El árbitro fue el Tuca, y si por momentos había reclamos, éstos se terminaban con una sola señal del técnico, además de que era auxiliado por Juninho, quien se puso a jugar para completar el equipo del francés.

El marcador fue cerrado en casi todo momento, aunque a falta de cinco minutos el equipo de Guido ganaba por dos goles, y fue ahí cuando apareció Jesús Dueñas y Leo Fernández para empatar y obligar el tradicional “gol gana”.

Los últimos minutos fueron de ida y vuelta, hasta que apareció Francisco Venegas para anotar y darle la vuelta al marcador para sellar el triunfo de los “Gignac Boys”.