De vuelta a casa, luego de 111 días

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 2 de Julio.- Tuvieron que pasar 111 días para que los Tigres de la UANL volvieran a entrenar en la cancha del Estadio Universitario, algo que el mismo plantel ya extrañaba.

Como niños en Navidad, el jugador fue entrando a la cancha para entrenar hoy a las 9:30 horas, tocando el césped del Universitario, el cual lucía espectacular por no haberla pisado en más de tres meses.

El plantel sostuvo un entrenamiento típico al de un día antes de partido, con el tenis-balón como calentamiento antes de hacer la cascarita, en donde André-Pierre Gignac y Guido Pizarro fueron los porteros.

La última vez que Tigres había entrenado en el Universitario fue el 13 de marzo, un día antes de enfrentar a Ciudad Juárez, en la Jornada 10 del Clausura 2020, torneo que a la larga fue cancelado por la pandemia del Covid-19.

Desde entonces los entrenamientos habían sido virtuales, desde sus casas, y al arrancar la pretemporada habían estado dos semanas en las instalaciones de La Cueva, en Zuazua.

Leo y Nico no viajan

Los uruguayos Leonardo Fernández y Nicolás López no estuvieron en la lista del plantel que hará el viaje a Guadalajara para enfrentar al Mazatlán FC, en el arranque de la Copa por México.

En el caso de Leo es por decisión técnica, ya que se optó por dejarlo para que mantenga su trabajo en lo físico y tome mejor forma, y en el caso de Nico es por un golpe que sufrió en el tobillo izquierdo.

Tigres viajará a Jalisco este viernes a las 9:30 horas, y por la tarde-noche, a las 19:00 horas, enfrentará al Mazatlán, en la fase de preparación de cara al Apertura 2020.